Joyas de oro

El oro. El rey de los metales preciosos. Oro luminoso.
buscar libros y productos relacionados

El oro

La basta geografía del planeta es el deposito de tesoros ocultos: perlas, corales, metales y minerales que pueden extraerse del suelo y de las aguas convirtiendose en objetos de magnífica belleza.

En el pasado, la fascinación por los materiales preciosos se debía fundamentalmente a sus colores o su brillo particular. La durabilidad era también un atributo digno de veneración: el oro, duraba por siempre, sin corroerse ni perder su brillo. En un mundo frágil y mutable, la belleza del oro parecía ser eterna. No es insólito entonces que hubo quienes consideron que el oro poseía propiedades mágicas.

El rey de los metales preciosos

El más precioso de los metales es, sin duda, el oro. Y usualmente es el símbolo de todo aquello que poseea el máximo valor o que resulta muy dificil de conseguir. Los premios mayores suelen ser medallas de oro, tal como se acostumbra en la tradición olímpica y los perídos de esplendor y apogeo se conocen como "la edad de oro de..." y también los objetos más preciados suelen definirse como que "valen su peso en oro".

Oro luminoso

En la mayoría de las culturas, el oro se relaciona por similitud formal con el mismo sol. Es pues, fuente de luz, fuego y vida. En la mitología griega, el dios del sol, Apolo es el símbolo de todo lo radiante y lo bello, por lo que atravesaba los cielos en una carroza d e oro.